¿Qué pasa si la publicidad no representa a toda la población?

31 Oct ¿Qué pasa si la publicidad no representa a toda la población?

Parte importante de toda campaña política es la publicidad que se busca hacer a algún producto, servicio o determinada marca. Como es normal, cada una de las funciones de los productos o servicios, así como la marca, va dirigido a determinados sectores de la población.

Es difícil que un producto sea igual para todos los sectores poblaciones. Por ejemplo, temas tecnológicos, van dirigidos a diferentes públicos, ya sea por capacidad adquisitiva, por funciones de acuerdo al rango de edad, o a diferentes características. Pero qué pasa, si dentro de nuestro público objetivo, por error, nos olvidamos de algún sector en especial. El problema aumenta si en campaña electoral omitimos a un sector poblacional.

Cabe señalar que por publicidad entendemos cualquier tipo de acción que busque difundir y divulgar la información que nuestro partido o nuestro candidato busca transmitir con el objetivo de ganar la empatía. Pero, sobre todo, se busca el voto de la ciudadanía para el día de las elecciones. Entonces, la lógica nos dicta que mientras a más personas lleguemos, mayor impacto podremos tener. Sin embargo, no siempre se trabaja bajo esta premisa, y eso puede generar problemas entre la población.

Población errónea

Tal vez uno de los problemas más comunes es llegar a la población equivocada. Por ejemplo, si buscamos dar un mensaje sobre igualdad de género, pero nuestra audiencia se compone sólo de hombres o de sólo mujeres, estaremos cayendo en una falta, pues la población no es completamente a la que queremos llegar.

Tipo de mensaje en tu publicidad

El tipo de mensaje que queremos dar a conocer debe también de ser el adecuado. Si queremos hablar sobre la paz, la campaña debe de ser un medio que demuestre aquello que estamos proponiendo. Si buscamos hablar sobre la tolerancia a la pluralidad de ideas, y la campaña se ve envuelta en actos de agresión, ya sea con nuestro candidato o con nuestro partido, la idea central del mensaje que estaríamos dando estaría completamente equivocada.

Por lo tanto, habrá que generar mensajes con base a las necesidades del candidato y del partido, pero siempre bajo la premisa de que sean ideas acordes a lo que se ha demostrado a partir del trabajo y de la experiencia en campaña. Pues de lo contrario, el contenido que se busque mostrar sería negativo para la campaña.

Tipo de contenido

El tipo de contenido también será una manera de errar, o de acertar con la población a la cual queremos llegar. Pues la forma de hacer llegar nuestro mensaje también debe de ser pensando en toda la población. Usar las redes sociales como única plataforma, dejaría fuera de contexto a las personas que no estén en este mundo digital. De la misma manera, usar los medios tradicionales de comunicación, como el periódico, dejaría fuera del campo informativo a todas aquellas personas que no ven el periódico de manera cotidiana.

Una vez señalado lo anterior, es necesario contar con expertos en diferentes disciplinas, como elementos del equipo de campaña, pues a través de ellos se podrá tener una visión multisectorial de la población, definiendo rutas correctas para cada una de las diversas poblaciones a las cuales queremos llegar.

Inclusión dentro de la publicidad

La población es muy heterogénea, por lo cual habrá diferentes sectores poblacionales que se tendrán que incorporar a la campaña. Existen diferentes tribus sociales, acorde a la edad, identidad, preferencias, tradiciones, culturas o colectivos dentro de la población a la cual estás haciendo llegar tu mensaje. Es importante generar empatía con todos los sectores, por lo que tendrás que mostrar propuestas o contenido dirigido a este público en particular. Demostrar que la campaña también va dirigida a ellos y que se les toma en cuenta para la toma de decisiones. Sobre todo, hacerles sentir que se trabaja para mejorar su bienestar.

Discriminación

Uno de los errores más graves es que el contenido que se difunde discrimine a algún sector poblacional. Ya sea por su aspecto, sus creencias, su identidad o por cualquier elemento que marque la diferencia. Por ejemplo, difundir un mensaje a favor de las mujeres, pero que al mismo tiempo discrimine a los hombres, estaría generando un mensaje discriminatorio hacia la mitad de la población.

Es por esta razón que se deberá de atender a todos los sectores poblacionales, sin caer en la violencia o en la discriminación hacia sectores específicos. Pues al final, todos forman parte de un gran todo, que es la población a la cual quieres representar.

 

Una vez señalado lo anterior, será de gran importancia contar con un equipo de campaña preparado y con una buena formación en comunicación política que te permita tener en mente todas las diferentes variantes que se pueden presentar durante la campaña electoral. En CESCOMPOL tenemos una amplia oferta académica a través de la cual buscamos formar profesionales que se vuelvan líderes en la materia.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Escribe un comentario