El acercamiento a las minorías como parte del marketing electoral en una campaña política

05 Dic El acercamiento a las minorías como parte del marketing electoral en una campaña política

Hemos señalado en diferentes ocasiones que una campaña electoral debe de ser dirigida a toda la población, no solamente a ciertos sectores. Tampoco debe de ser para aquellas personas que son votantes, pues hay otros sectores de la población que pueden no verse representados o pueden ser hechos a un lado durante todo el proceso electoral.

Muchas veces, las campañas políticas van dirigidas a hombres y mujeres, mayores de 18 años, pensando en una población que puede tener las mismas necesidades, los mismos compromisos, las mismas propuestas y la misma forma de pensar. Sin embargo, hay que pensar que todas las personas son muy diferentes entre así. Asimismo, los sectores poblaciones pueden volverse muy complejos, por más pequeña que sea la zona en la que se llevarán a cabo las elecciones, las personas tienen diferentes ideologías y diferentes formas de pensamiento.

Si las elecciones son a nivel nacional, las complicaciones pueden volverse aún mayores. Es por eso que a continuación te mostramos algunas de las especificidades que debes de tener en cuenta al momento de generar una estrategia para tener un acercamiento con todos los sectores de la población:

Las minorías son heterogéneas

Piensa que, si bien es preciso agregar a las minorías, también pueden llegar a ser muy diversas entre sí. Es necesario generar mensajes a todos los sectores de la población, así como propuestas que vayan orientadas a ayudar a todos los sectores. Deberás enfocar los esfuerzos a partir de diferentes criterios, pues en los tiempos tan cortos de tiempo, será preciso que el trabajo fluya de una manera constante.

Enfocar al voto seguro en toda campaña política

Lo importante en una campaña electoral es ganar el voto de la ciudadanía, pues es el único medio que nos permitirá ganar las elecciones y representar a la población a la cual buscamos llegar. Es por eso que una de las prioridades es el de asegurar el mayor número posible de votos, incluso de la gente que está dudosa. Presentar nuestras propuestas le pueda ayudar a definir su voto hacia nuestro candidato, o afianzar a aquellos votantes que ya tienen pensado votar por nuestra campaña, por lo cual, no hay que descuidar este sector que nos podrá dar grandes beneficios.

Generar una discriminación positiva

En una campaña electoral todo es movimiento, es una carrera contra el tiempo; por lo que puede ser difícil llegar a toda la población o a todos los sectores como uno quisiera. Habrá que descartar algunos sectores poblacionales, sobre todo aquellos a los cuales sea más difícil llegar, ya sea de manera física, o para influir en su pensamiento hacia nuestro candidato y hacia la campaña en general. Es por esta razón que deberán de tomarse decisiones que, de hacerlas de manera equivocada, pueden afectar el transcurso de la campaña.

Llegar a la población en la cual tendremos más impacto será la manera acertada de poder conseguir un mayor éxito. Se tendrá que analizar de manera oportuna la población que representa a las minorías de la sociedad, para decidir a cuáles se podrá acercar de manera más eficiente.

Piensa en las propuestas para toda la población

Lo más claro para tener éxito en la campaña, es el de asegurar la creación de propuestas que puedan llegar al mayor número de personas. Deben sentirse identificadas y que permitan generar empatía con el candidato. La generación de empleos, la garantía de servicios de salud o el acceso a la educación, son propuestas que, con base a los derechos humanos, todas las personas deben de tener aseguradas.

Es importante generar canales de comunicación donde puedan expresar cómo es que consideran más viable la garantía de estos derechos. Con esto se podrá generar una mayor cercanía entre candidato y ciudadanía, la cual puede verse reflejada positivamente el día de las elecciones.

Toda elección sobre qué hacer o qué no hacer en una campaña electoral, conllevará efectos, ya sea positivos o negativos. Es por eso que la comunicación política y el marketing electoral no deben de ser algo que se tome a la ligera. Se requiere de personas expertas en la materia, no es prudente improvisar o trabajar sin una estrategia definida.

Es por eso que en CESCOMPOL contamos con una amplia oferta académica que busca ayudar a las personas interesadas en la comunicación política, a tener mayores herramientas para una preparación profesional que los lleve a ganar las elecciones en las que participan.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Escribe un comentario