La importancia de generar emociones en una campaña electoral

27 Mar La importancia de generar emociones en una campaña electoral

Una campaña electoral consta de muchos temas, mucho manejo de información y, sobre todo, de la presentación de la imagen del candidato. También sobre las propuestas y soluciones que tiene y el plan de trabajo en caso de ganar las elecciones y ocupar el cargo público por el cual se está compitiendo. Sin embargo, esto no es todo lo que mueve una campaña en tiempos electorales, también entran en juego las emociones.

 

Las emociones son parte de todo proceso de la vida, por lo cual, no serán la excepción en la campaña. Si te detienes a pensar, gran parte de las cosas que haces en tu día a día se basa en emociones. Haces aquello que te gusta y evitas hacer lo que te desagrada. Te produce satisfacción hacer bien las cosas, así como te puede causar enojo cuando no todo está como debería de ser. Es por eso que a continuación, te mostraremos algunos consejos de cómo usar las emociones y volverlas un aliado dentro de una campaña electoral.

 

Generar emociones como parte de la estrategia de campaña

Ver una película, escuchar una canción o ver alguna obra de arte, es sinónimo de generar emociones, ¿por qué no puede ser lo mismo en una campaña electoral? Es importante generar las emociones adecuadas dependiendo el momento de la campaña, y dependiendo el sector de la gente al cual nos estamos enfocando. Asimismo, es importante que el mensaje que usemos para lograr nuestro cometido esté construido de manera clara y que no se pueda prestar a confusión.

 

Es importante que tengamos en mente para qué utilizaremos los mensajes que generen emociones. Es decir, necesitamos una estrategia que permita que los mensajes y el contenido están construidos con un determinado objetivo. Todos los mensajes, y las diferentes estrategias que se usen durante la campaña electoral, deberán de ir en sintonía y ser congruentes unos con otros, en busca de alcanzar el objetivo final: ganar las elecciones.

Si bien, pueden existir un sinfín de emociones que se puedan generar durante la campaña electoral, habrá que empezar por ejemplificar las más básicas, y a partir de las cuales podrás comenzar a construir tu campaña haciendo énfasis en este contexto.

 

Las emociones positivas y las emociones negativas.

Emociones positivas

Las emociones positivas que generes a través de los mensajes del candidato, podrán ayudarte a la generación de empatía. Al generar mensajes positivos, harás que el ciudadano se sienta bien al escucharlos y que genere la necesidad de compartirlo con más personas. Es así que, todo mensaje positivo debe de ir vinculado a la persona del candidato, a que, si gana, esta sensación positiva se hará una realidad del día a día de la población. Por lo cual, votar por él es sinónimo de garantía para la población.

El generar sentimientos positivos en la población, a través del mensaje brindado, hará que este permanezca un mayor tiempo en la mente del elector. Por lo tanto, estará más presente esta sensación positiva el día de las elecciones, que ayuden a la ciudadanía a decidir su voto el día de la jornada electoral.

 

Al mismo tiempo, generar sensaciones positivas en tu público permitirá que más gente tenga el interés de conocer al candidato, a sus propuestas, así como la asistencia a sus eventos. La gente tendrá la intención de sentir la positividad que el candidato genera y que transmite a la población. Como acotación, es importante tener en cuenta que el candidato deberá ser una persona que sea capaz de transmitir el mensaje de la manera correcta, con la presencia y carisma necesario para que pueda influir en las emociones del electorado.

 

Emociones negativas

El polo opuesto, las sensaciones negativas, deberán de ser aludidas al resto de los candidatos. Al malestar que sus propuestas pueden generar si llegaran a ganar las elecciones, a su falta de preparación y a la desastrosa administración que podrían generar. Asimismo, señalar que sus propuestas no son factibles, no son acordes a las necesidades de la población o que no generar la satisfacción y bienestar necesario, ayudará a que el público no vea de manera adecuada aquello que otros candidatos están presentando.

 

Si el candidato es del partido opositor al cual está actualmente en el cargo, el generar emociones negativas hacia la actual administración permitirá demostrar a la ciudadanía que darle continuidad no será factor para la mejora de la población. Por lo cual, es importante conocer otras opciones más óptimas, opciones que nuestro candidato estará presentando.

 

Es importante tener claro que los mensajes bien preparados son aquellos que tendrán éxito, y de no hacerlo de la manera correcta, los efectos no serán los deseados. Es por eso que, desde CESCOMPOL buscamos preparar profesionales de la comunicación política que sean líderes en su campo y sean un factor fundamental para ganar las elecciones.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Escribe un comentario