La evolución del marketing electoral

14 Mar La evolución del marketing electoral

Los procesos se han ido modernizando, y el marketing no es la excepción en este proceso de modernización. Por lo cual, a continuación te mostraremos algunos de los aspectos más relevantes en el marketing electoral.

Estos cambios pueden agruparse en cuatro grandes momentos históricos que han influido en la manera de ver la política.

Cómo ha sido la evolución del marketing electoral

Votantes como sujetos que escuchan

En este primer momento, los votantes eran vistos por el candidato, y ellos mismos se veían como sujetos que escuchaban las propuestas.

La comunicación como tal iba en un único sentido, donde el candidato y su equipo de campaña eran el emisor, y la ciudadanía únicamente asumía el papel de receptor.

Asimismo, en este periodo de tiempo, los medios de comunicación se limitaban únicamente a los medios tradicionales, radio y televisión, por lo cual, generar espacios de participación para la ciudadanía no era una labor sencilla.

Los candidatos eran elegidos a voluntad del partido y las opciones de participación eran muy acotadas.

Las expectativas de la ciudadanía no eran consideradas, sino que la propuesta del candidato era la única viable. Los votos decidían sobre las propuestas arbitrariamente construidas por cada uno de los candidatos. Las campañas se centraban más en los actos presenciales.

Incremento de la participación ciudadana

Un segundo momento en la historia del marketing electoral lo encontramos cuando comenzó a darse una participación más activa del electorado. Buscaban generar propuestas e incorporar soluciones a sus demandas en los planes de trabajo presentados por el candidato.

El candidato comenzó a atender las demandas de los ciudadanos, y la ciudadanía comenzó a tomar interés en soluciones reales a sus problemáticas.

La comunicación comenzó a generarse de dos vías, donde tanto candidato como votantes eran emisores y receptores del mensaje.

Mayor complejidad de la ciudadanía

La ciudadanía se fue segmentando, generando grupos que presentaban diversas necesidades con el resto de la población. Los candidatos tenían que pensar en una población plural.

El electorado comenzó a perder lo que se conocía como el voto duro, y generando el llamado voto de castigo.

Cada campaña debía volverse más creativa, con mejores discursos y una mejor imagen hacia el electorado. Los canales de comunicación iban en ambos sentidos, pero enviados desde diferentes medios.

La inclusión total de la era digital

Los medios digitales llegaron a tomar un mayor auge, inclusive rebasando a los medios tradicionales.

El voto es visto como un derecho de la ciudadanía, razón por la cual los candidatos se sienten más presionados.

Los ciudadanos buscarán una comparación constante entre los candidatos y en relación con las necesidades de la población.

La comunicación se presenta en diferentes canales y puede ser variada entre uno y otro medio de comunicación.

Toda la información que brinde el candidato será mayormente cuestionada y verificada, por lo cual, cualquier error podrá ser conocido por la totalidad del electorado, necesidad por la cual el equipo de campaña debe garantizar que todo funcione a la perfección.

Con la aparición de este nuevo modelo de marketing, hacer una campaña es todo un desafío, pues se debe segmentar, focalizar y construir un mensaje acorde a las necesidades específicas de cada grupo de población.

Para conseguirlo, en CESCOMPOL tenemos diferentes cursos que ayudarán en tu profesionalización dentro del marketing político.

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Escribe un comentario