¿Conoces el inbound en el Marketing Político?

14 Dic ¿Conoces el inbound en el Marketing Político?

Normalmente el escuchar “inbound” te hace pensar automáticamente en el marketing comercial, sin embargo, su uso también puede darse en el ámbito político, pues el marketing es adoptado en este campo a partir del manejo de la imagen del partido o del candidato, como un producto o servicio. A continuación te decimos qué es y cómo aplicarlo.

Hablar de inbound en el marketing político es hacer referencia a la metodología a través de la cual se puede atraer a potenciales votantes a los lugares y contenidos en el cual nos interesa que ellos estén interactuando a través de técnicas para que estos votantes se sientan atraídos hacia los espacios en los cuales pretendemos que ellos estén, para desenvolvernos libremente.

Ya no sólo se trata de buscar el voto o vender a un candidato, sino es buscar una relación más cercana con el elector pues buscamos el interés de ellos hacia los temas que nosotros creamos. El objetivo es que los votantes lleguen al contenido que nosotros ofrecemos, a los lugares que nosotros establezcamos, para que con el paso del tiempo, se creen lazos de cercanía, ya sea para el votante que nos ofrece el voto duro, o para aquellos que podremos ganarnos su confianza a mediano y largo plazo.

Hacer contenido de una manera diferente

El inbound marketing en el ámbito político se basa en la premisa de permanecer creando cosas, generar eventos y realizar acciones a través de la cuales el votante se interese por aquello que le estamos ofreciendo, es decir, que el votante sea quien venga a nosotros, no nosotros hacia el votante.

Uno de los aspectos fundamentales de este tipo de marketing consiste en no invadir el espacio del cliente como ya se ha hecho. El votante está saturado de información y la innovación consiste en darle su espacio. Es diferenciarse con contenido que ofrezcan algo de valor, algo distinto, algo que le pueda ayudar sin tener que saturar al espectador con contenido que no sea de su interés o que no busque satisfacer sus necesidades.

A diferencia del marketing tradicional, el cual basa su metodología en estrategias donde se envía información masiva de la información de su candidato y/o partido, buscando claramente dar a conocer al candidato, siendo más invasivo en todos los espacios; esta nueva forma de marketing consiste en darle autonomía al espectador. Inbound marketing es la forma en que partidos políticos y candidatos deben de crear contenido más atrayente, más de interés para el espectador, contenido de mayor calidad.

Marketing de atracción

El inbound marketing es conocido también como marketing de atracción, pues su objetivo es generar contenido interesante que atraiga a los votantes, al mismo tiempo de hacerles llegar a todos nuestros espacios de comunicación, tanto en tierra como en el ámbito digital busca atraer votantes y potenciales votantes. Es potenciar al candidato para que genere interés en los votantes y ellos sean los que se acerquen al contenido. Es un proceso más paciente, más lento, pero obteniendo resultados más benéficos a largo plazo pues se crea un mayor lazo de fidelidad. En pocas palabras, es lograr que el votante se enamore y nos de su confianza.

¿Cómo conseguir atraer al votante?

  • Ofrecer información y contenidos de mayor calidad.
  • Trabajar más el argumento.
  • No sólo informar sin sentido, información más dirigida.
  • Información más fácil de comprender.
  • Que aporten ventajas y soluciones al ciudadano.
  • Ofrecer una mejora en su economía familiar.
  • Ayudar a la localidad.
  • Cómo el político ayudará y será cómplice.

Premisas a considerar con la utilización del inbound marketing

  • La marca política es más recordada.
  • Quien me facilita las cosas tiene mi confianza.
  • Imagen menos interesada. El político no es intrusivo.
  • Más economía para conseguir votantes.

Fases del inbound marketing político

El inbound marketing en la política, está compuesto por cuatro fases, las cuales conllevan un amplio trabajo y objetivos a corto y mediano plazo, los cuales van enlazados unos con otros:

  1. Captación de posibles votantes.
  2. Conversión a votantes.
  3. Venta (contenido de calidad al contacto. Se vende gestión, servicios al ciudadano, cómo facilitarles la vida).
  4. Fidelizar a los interesados. Haciéndolos seguidores de nuestra marca política.

Para poder seguir manteniendo una especialización en el campo del marketing político, la profesionalización siempre será una herramienta de gran ayuda. En CESCOMPOL tenemos una gran oferta académica para ayudar a incrementar tu profesionalización https://www.cescompol.com/

 

 

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Formación recomendada:

Sin comentarios

Escribe un comentario